Historia de Granada

Granada es, probablemente, una de las ciudades españolas que más presente tiene el gran peso de su historia. Los restos más antiguos que se han excavado en la ciudad datan del siglo VII a.C. En ese momento Granada no era más que un poblado en la margen derecha del río Darro.

Los orígenes de Granada

Tanto los cartagineses como los romanos hicieron suya la ciudad andaluza, aunque fueron los árabes quienes la hicieron grande con la construcción de La Alhambra. Si bien durante los años del califato de Córdoba, Granada era prácticamente un solar abandonado, con la llegada de los Reinos de Taifas, la ciudad del Genil vería llegar sus días de gloria. La zona que primero se ocupó con el renacer de la ciudad fue el barrio que hoy conocemos como Albaicín y es, por tanto, la parte con más historia de la ciudad. Más tarde, la creciente importancia que fue adquiriendo Granada hizo que su población fuera creciendo hasta llegar a lo que es hoy la ciudad.

Granada fue el último reducto árabe que permaneció imbatible en la península. Muchos fueron los reyes cristianos que quisieron hacerse con ella, pero, no fue hasta los tiempos de Isabel la Católica que la ciudad pasó, de nuevo, a manos cristianas. La reconquista de Granada fue la gran obsesión de la monarca que, en 1942, vio cumplidos sus anhelos. Tanto supuso para ella esta victoria que ordenó ser enterrada en aquel lugar que tantos quebraderos de cabeza le había dado. Así, hoy se puede visitar la tumba de los Reyes Católicos en la catedral, así como las de su hija Juana y su marido Felipe el Hermoso.

En la actualidad, Granada sigue conservando los vestigios de toda su historia. Con numerosos monumentos de gran importancia histórica y artística, Granada es, además, una importante ciudad universitaria. La cultura y el conocimiento se respiran en cada rincón.

Isabel la Católica y Granada

Isabel. Una persona adelantada a su época, de fe inquebrantable, obstinada, leal y entregada a sus deberes de esposa y reina. El paso de una mujer así por Granada dejó una huella imborrable en la ciudad.

¿Por qué Granada?

El padre de Isabel ya tenía como meta reconquistar el territorio andalusí pero no pudo cumplir su cometido, que pasó a heredar su hija Isabel al aceptar la corona de Castilla. Ella amplió el objetivo, queriendo eliminar por completo el poder islámico en toda la península.

La conquista de Granada se convirtió en una auténtica obsesión para ella, compartida con su marido Fernando. Se tradujo en el desplazamiento a las afueras de la ciudad durante el asedio y a su posterior mudanza al interior de las murallas de Granada.

Cuando los reyes nazaríes rindieron la ciudad y la entregaron a los Reyes Católicos, Isabel se embarcó en la titánica misión de modelar la ciudad para cristianizarla por completo. De hecho, estableció en ella el primer Cabildo de España en la antigua Madraza, ubicación concreta de ese primer Ayuntamiento. Se inicia la construcción de la catedral de Granada e incluso una capilla destinada a ser futuro panteón familiar.

Pero la Alhambra ya era otro cantar… Cuando accedieron a su interior por vez primera quedaron absolutamente prendados de su belleza y su delicado estilo nazarí. Isabel no pudo destruir aquella obra de arte y se dedicó a cuidarla y restaurarla, modificando tan solo una parte donde instalan un pequeño monasterio franciscano.

En el Albaicín, el barrio más famoso de Granada, Isabel también dejó su huella. Es el barrio que mejor resistió los intentos de cristianización pero Isabel, fiel a su carácter, consiguió instaurar el convento de Santa Isabel la Real en lo que fue un palacio nazarí.

El hecho de que sus cuerpos reposen en la catedral de Granada dice mucho de lo que se significaron mutuamente.

Las playas de Granada

La provincia de Granada destaca por sus encantos, algunos universalmente conocidos como la Alhambra, y otros menos, como son las playas de la Costa tropical.

En este artículo, te hablamos de las mejores playas que puedes encontrar en la provincia.

Costa tropical

La Costa tropical de Granada es una franja litoral de 75 kilómetros de longitud. Destaca por su temperatura media de 20 grados y sus 320 días de sol al año. Al igual que en la costa de la vecina Almería, es posible el cultivo de variedades tropicales.

Si buscamos una playa característica de lo que fue un núcleo de pescadores, te aconsejamos visitar la playa de Castell de Ferro, en el municipio de Gualchos, de carácter urbano y con una longitud de 1.400 metros, protegida con defensas artificiales.

También en Castell de Ferro, nos encontramos con la cala de La Rijana, de una longitud de 250 metros. Su principal valor, además de la arena limpia y las aguas cristalinas, estriba en no ser muy conocida y, por lo tanto, es un lugar ideal si buscas tranquilidad.

La playa de Cantarriján está en el municipio de Almuñécar, el segundo más poblado de la comarca. Está fuera del núcleo urbano, cuenta con una longitud de 380 metros y destaca por sus condiciones óptimas para practicar el buceo y por estar en el Parque Natural de Maro-Cerro Gordo.

La playa de Calahonda está en Motril, municipio más importante de la comarca, con una población de más de 60.000 habitantes. Esta playa urbana tiene una longitud de 1.200 metros, una arena gruesa, aguas limpias y cercanía a comercios y servicios.

La playa de La Guardia, en el municipio de Salobreña, es ideal si buscas un lugar no muy masificado pero cerca de los núcleos urbanos. Cuenta con una longitud de 1.100 metros y está muy cerca del Peñón de Salobreña.

Como ves, la provincia de Granada dispone de una gran variedad de playas para disfrutar del verano, y todas ellas a menos de cuarenta minutos de la capital. ¿Cuál vas a visitar?

Cena romántica en un Carmen del Albaicín de Granada

Si estás disfrutando de unos días de vacaciones en Granada, es la mejor ocasión para que compartas con alguien muy especial una romántica cena en el Albaicín, barrio granadino de tradición arquitectónica musulmana, que tuvo su máximo esplendor al final de la época nazarí, cuando llegó a tener una población de más de cuarenta mil habitantes. En aquellos momentos, el Albaicín contaba con muchos aljibes, maravillosos baños públicos, estrechas y sinuosas calles y lujosos cármenes. Un Carmen es la típica construcción destinada a vivienda en la ciudad de Granada, normalmente blanqueada (enjabelgada) con yeso, con una pequeña huerta anexa, que es también jardín, situada en las colinas que circundan la ciudad, sobre terrazas escalonadas. Muchas de estas construcciones han llegado hasta nuestros días.

cena romántica en granada

Cenar en Carmen Mirador de Aixa, un lujo a tu alcance

En uno de estos cármenes está situado el restaurante Carmen Mirador de Aixa, desde cuyos miradores tendrás las más exclusivas vistas nocturnas de la Alhamabra y de los palacios nazaríes. Déjate cautivar por su mágica atmósfera y por los aromas de sus jardines. Vive la experiencia de una puesta de sol sobre este mítico palacio, no lo podrás olvidar.

Para una cena romántica, Carmen Mirador de Aixa te ofrece un ambiente acogedor e íntimo, donde poder compartir momentos inolvidables con tu pareja, dejarte seducir por todo el embrujo del Albaicín y de la cercana Alhambra, sentir la brisa fresca de la noche, y disfrutar de una maravillosa y variada carta de vinos, bien surtida, de un excelente servicio y la gastronomía de Granada, basada en la tradición arábigo-andaluza, con toda la variedad de productos y materias primas que ofrece Granada en sus distintas comarcas. Degustarás sus excelentes especialidades en bacalao, ensaladas, carnes y postres, en los que encontrarás la impronta y legado de la cultura andalusí.

Haz tu reserva aquí y comparte la Experiencia Aixa con esa persona tan especial

Celebraciones de boda en el Albaicín de Granada

Hay sitios que dejan huella y la ciudad de Granada es uno de estos lugares. Su ambiente vivo, el barrio del Albaicín con sus estrechas calles y los tradicionales cármenes, o la monumental Alhambra, hacen de esta ciudad andaluza una de las más admiradas dentro y fuera de nuestras fronteras.

Visitar Granada es siempre un lujo para los sentidos. La vista se queda clavada con la belleza de la Alhambra; el olfato se activa con las ramas de romero que reparten las gitanas del Albaicín; el oído se agudiza con el arte de los cantaores de este barrio granadino tan mítico; el tacto empieza a funcionar cuando la música hace que te arranques con las palmas; y el gusto se activa al saborear los platos más puros y vanguardistas.

En el restaurante Carmen Mirador de Aixa podrás vivir toda una experiencia gastronómica que agudizará todos tus sentidos. En nuestro espacio, podrás disfrutar de una carta inmejorable y unos platos elaborados con productos de primera calidad que son muestra de la cocina más tradicional y a la vez vanguardista de Granada.

boda en Granada

Pero además, las vistas desde el Mirador de Aixa son espectaculares, unas de las más bonitas que se pueden tener de la Alhambra. Sobre todo, el palacio de los reyes granadinos alcanza una belleza panorámica inigualable con las luces de la puesta de sol.

Y es que nuestro restaurante, situado en pleno Albaicín, es el lugar ideal para celebraciones de boda y otros eventos señalados, pues se produce una conjunción perfecta entre un enclave inmejorable y un menú variado y de excelente calidad.

La terraza del restaurante te permitirá celebrar el día más importante de tu vida en un punto de la ciudad con un encanto apreciado por todos y unas vistas de ensueño. Ni tú, ni tu pareja, ni tus invitados podréis olvidar estos momentos.

¿Quieres más información para celebrar tu boda, bautizo o evento con nosotros? Contacta con nosotros sin compromiso aquí o en el teléfono 958 223 616

Temporada 2017 en Carmen Mirador de Aixa

El buen tiempo vuelve a Granada y es el momento de que el restaurante Carmen Mirador de Aixa abra sus puertas para la temporada 2017. En este post os vamos a hablar de los atractivos de nuestra ciudad y de las especialidades gastronómicas que ofrecemos.

Los atractivos de Granada

Bastión de la dinastía nazarí hasta finales del siglo XV, Granada cuenta con construcciones monumentales que han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad, como el Palacio de la Alhambra , el barrio del Albaicín y la villa del Generalife, de origen islámico. Aunque ya había poblamiento en época íbera, la actual estructura monumental de Granada se perfila durante los siglos XIII y XIV.

Otro de los atractivos a visitar es el barrio del Sacromonte, conocido por sus cuevas . Por supuesto, si es posible, también os recomendamos que os acerquéis a Sierra Nevada, donde se encuentran las mayores estribaciones montañosas de la Península Ibérica.

Carmen Mirador de Aixa

Un lugar en donde podéis degustar especialidades de la cocina andaluza, en pleno Albaicín y con unas vistas espectaculares a la Alhambra en un patio andaluz de un Carmen tradicional granadino.

Como entrantes, el jamón ibérico es una buena opción, así como el surtido de quesos o, si buscamos algo diferente, un foie con membrillo de la zona.

En cuanto a sopas, te ofrecemos especialidades locales, como la sopa de ajo andalusí, y regionales, como el salmorejo, de origen cordobés, o el gazpacho.

En pescados, estamos especializados en bacalao cocinado de múltiples formas, a la brasa, pocheado, a láminas y gratinado.

En carnes, nuestra especialidad es el buey, que ofrecemos en chuletón, brocheta, carpaccio o solomillo.

Finalmente, en postres te ofrecemos especialidades como la delicia de Yema Mudéjar, hojaldre relleno de manzana confitado, o las Lágrimas de Zogoibi.

Te esperamos a partir del 4 de abril en el carril de San Agustín número 2. Ven a vivir tu #ExperienciaAixa

Reservas: +34 958 223 616

Granada y sus Parques Naturales

Granada tiene un legado patrimonial excepcional cuyo máximo representante es La Alhambra. Sin embargo, la antigua ciudad andalusí también puede presumir de tener un rico patrimonio natural, conformado por parques y entornos naturales impresionantes, que hacen las delicias de los amantes de la madre naturaleza y del turismo ecológico. Nos vamos de paseo por algunos de los rincones naturales con más encanto granaíno.

Parques naturales de Granada

1. Sierra Nevada

Es uno de los Parques Naturales más importantes de la península ibérica, por la diversidad de entornos paisajísticos que engloba y estar coronado por el Mulhacén, el pico más alto de España y desde donde puedes disfrutar de una increíble panorámica. Sin embargo, también es el más apreciado por los amantes de la nieve, gracias a sus más que fabulosas pistas de esquí.

2. Sierra de Castril

Ubicado al norte de Granada, atravesado por el río Castril y conformado por un paisaje de sierras, cañones, cascadas, grutas, manantiales y galerías, este parque es uno de los más bellos de la provincia. Tiene varias rutas de senderismo habilitadas y arroyos de aguas cristalinas donde puedes pescar truchas comunes.

3. Sierra Huétor

Está integrado por un conjunto de sierras horadadas por arroyos y tajos que le proporcionan una belleza singular. Este parque es idóneo para el avistamiento de aves, como águilas reales, mirlos, perdices o azores. Además, cuenta con varios itinerarios de senderismo establecidos e impresionantes miradores, como el de Sierra Nevada sobre Diezma.

4. Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama

Comienza en Málaga, por la zona de Axarquía; y se extiende por la parte occidental de Granada, por tierras de Alhama. Está recorrido por un paisaje abrupto y escarpado, entre laderas, roquedos y valles perfectos para la práctica de actividades de montaña. Además, aglutina pueblos con un importante legado morisco. Es el caso de Alhama de Granada, una joya que bien merece una visita.

 

 

Ruta por la Alpujarra granadina y sus pueblos

Aunque el gran atractivo de Granada es su Alhambra, lo cierto es que está recorrida por pintorescos pueblos de sierra e impresionantes regiones, como puede ser la Alpujarra. Todo un paraíso que te asoma a un espectacular paisaje, entre picos escarpados, bancales, vertiginosos barrancos y pueblos blancos encaramados en las laderas de las montañas. ¡Ponemos rumbo a los pueblos más bonitos de la Alpujarra!

Lanjarón es la puerta de entrada a la Alpujarra granaína. Se trata de una localidad con raíces aristocráticas, dominada por calles anchas y muy largas, donde manan las cinco fuentes,  azulejadas y con inscripciones de García Lorca, que abastecen su balneario de agua mineromedicinal.

Visitar la Alpujarra de Granada

A través de serpenteantes carreteras llegamos a Órgiva, recostado sobre las orillas del río Guadalfeo y con un rico patrimonio monumental, del que dan buen ejemplo la iglesia de Nuestra Señora de la Expectación y las torres gemelas de la Grácil.

Pampeira, recostado sobre el barranco del mismo nombre y en pleno corazón de la Alpujarra, es como un pequeño país en miniatura, donde todo guarda orden y armonía. Como todos los pueblos alpujarreños, está recorrido por empinadas callejuelas y salpicado de casas blancas, aterrazadas y con tejados cubiertos de launas y plazas asimétricas. Bubión y Capileira son los pueblos que le siguen, de donde parten caminos que llegan hasta el Mulhacén.

Trévelez abriga las faldas del Mulhacén; de hecho, es el pueblo más alto de España. Es todo un paraíso gastronómico gracias a su rico jamón, curado al viento de la sierra. Además, Pitres y Pórtugos conservan muestras únicas de arquitectura vernácula.

Salobreña está presidido por el castillo homónimo, unido a su casco urbano por el paseo de las Flores y bañado por playas y calas muy animadas.

Un recorrido que te permitirá conocer la otra Granada, la agreste, que majestuosa e imponente se asoma a Sierra Nevada.

Pionono: un dulce placer andalusí

El pionono es un pastel de raíces andalusíes típico de la provincia de Granada. Elaborado en Santa Fe y creado para rendir homenaje al papa Pío IX, este es hoy uno de los embajadores de excepción de la gastronomía andaluza. Tiene unas dimensiones muy pequeñas, está hecho con bizcocho, canela y crema, y emborrachado en un jarabe dulce y tostado en la superficie. Unos pastelitos ”divinos” que aportan placeres celestiales.

piononos Granada

El pionono, el pastel que nació para homenajear al Pío IX

Cuenta la historia que el pionono fue creado por Ceferino Isla González, un obrador novel que acababa de abrir su propia pastelería en Santa Fe, para homenajear al papa Pío IX (Pío Nono) tras la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de María. Por este motivo, este dulce tiene una estética que recuerda a la figura del papa: cuerpo cilíndrico, revestido de una canastilla de papel que simula los balandranes que entonces portaban los eclesiásticos sobre la sotana, y superficie de crema tostada superpuesta sobre el cuerpo cilíndrico de bizcocho, que simboliza el solideo o gorro de seda que utilizaban los prelados de la época.

Aunque la historia oficial es esta, parece seguro que el pionono hundió sus raíces en la cultura de Al-Andalus debido a ingredientes como la canela y a que las familias de Santa Fe guardaron celosamente la receta.

Pionono, un dulce celestial con un sabor especial

No cabe duda de que el pionono es más granadino que la propia Alhambra. Y es que visitar Granada y no probar los piononos es como ir y no ver el Patio de los Leones de la Alhambra. Aunque prácticamente todas las cartas de postres de restaurantes los incluyen, te aconsejamos que acudas a pastelerías tradicionales. Buenos ejemplos son la centenaria Casa Isla y La Piononería, especializada es estas pequeñas delicatessen.

Qué hacer en Granada por Navidad

La Navidad es la fiesta que transforma todas las ciudades, que se llenan de luz, alegría y color. En todas las ciudades hay muchas actividades y espectáculos. En definitiva, si en Navidad no sabes qué hacer en tu ciudad, será debido a que no te has enterado de todo lo que hay.

¿Te gustaría saber qué hacer en Granada por Navidad? Pues, como todas las ciudades, Granada, durante la Navidad, se inunda de luces de colores y la alegría típica de esta fiesta. Si Granada ya es una ciudad bonita durante cualquier época del año, imagina con los adornos típicos navideños. ¡Para no perdérsela!

Esta fiesta es la ocasión perfecta para disfrutar del lado más festivo de Granada y aprovechar todas las oportunidades que salen en cada rincón de la ciudad. ¿Qué te parece almorzar en el Barrio del Albaicín? Y, si, además, de fondo, ¿tiene unas increíbles vistas a La Alhambra? Ya podríamos morir tranquilos…

Después de esto, nos espera una tarde de paseo por las calles del Albaicín hasta llegar al Mirador de San Nicolás, desde donde podremos pasar un rato observando la Alhambra y reflexionando.

Cuando caiga la noche, será el mejor momento para pasear por las calles de Granada y ver la iluminación típica de Navidad. Podremos disfrutar de los tradicionales mercados navideños en la Plaza Bib-Rambla y Puerta Real, donde encontraremos todo tipo de elementos artesanos, adornos o dulces riquísimos.

Por cada esquina de la ciudad granadina, podremos encontrar escenas de la Natividad: desde belenes tradicionales, históricos y populares hasta para los más pequeños. ¿Sabías que la Cabalgata de Reyes de Granada es la más antigua de España? Ese momento mágico que todos los niños esperan cuando los Reyes Magos reparten muchos caramelos y regalos.

Disfrutar de Granada siempre es un buen plan y, si, además, es en Navidad, no nos lo podemos perder.