El Gran Capitán y la ciudad de Granada

El Gran Capitán fue el sobrenombre con el que se conoció a Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515), un militar muy ligado a la ciudad de Granada (participó en la expulsión de los nazaríes de la Alhambra) y conocido por su servicio a los Reyes Católicos, así como a la expansión de su imperio.

Fuente: geocaching.com

Miembro de la nobleza andaluza, Gonzalo comenzó su carrera militar en la Guerra de Sucesión Castellana, tras un periodo como paje de la entonces princesa Isabel. Tras destacar en la batalla de Albuera, en 1479, llegó el punto álgido de su carrera militar con la Guerra de Granada contra los nazaríes, donde participó en el asalto de Antequera y en el sitio de Tájara. Destacó sobre todo en las conquistas de Íllora, Montefrío y Loja.
En esta última hizo prisionero al rey nazarí Boabdil. En 1486 fue nombrado alcalde de Íllora para crear división entre Boabdil y su rival El Zagal y en 1492 estuvo al frente de las negociaciones que acabaron con Boabdil abandonando la Alhambra.

Una vez terminada la Reconquista, los Reyes lo enviaron a Italia, donde su fama se acrecentó. Allí luchó contra los franceses por Nápoles, ganándose el sobrenombre de \”Gran Capitán\” y el virreinato. Pero, tras la muerte de Isabel, Fernando lo apartó del puesto en 1507, debido a los rumores acerca de la apropiación de fondos de guerra y al temor de que se hiciese independiente gracias a la gran notoriedad que había adquirido.

Personaje del Gran Capitán en la serie Isabel de RTVE

Fue entonces cuando se retiró a Loja (Granada) hasta su muerte en 1515. Definitivamente, el Gran Capitán fue un genio que destacó por el uso combinado de la artillería, la infantería y la caballería, apoyadas por la flota naval. Fue un gran estratega, llevando siempre al enemigo a su terreno más favorable y modernizó la organización militar (creó las coronelías, antecedente de lo que serían los tercios).