Granada en Navidad

Cualquier época del año es ideal para pasarse por Granada, pero visitar la ciudad de la Alhambra en Navidad es algo especial. Las calles se engalanan, invadidas por un espíritu navideño que se nota en todas las esquinas de una de las joyas de Andalucía, los granadinos se vuelcan con las fiestas y la imagen de una Sierra Nevada cubierta por un manto blanco en el horizonte conforman una estampa navideña única.

Si hay un elemento típicamente navideño es el belén y Granada cuenta con su propio concurso. Hasta el 6 de enero se pueden visitar en diferentes puntos de la ciudad, pero si hay que escoger nos quedamos con el del Museo de San Juan de Dios (Casa de los Pisa, cerca de Plaza Nueva), el de la Catedral o el del Ayuntamiento. Y si lo que quieres son figuritas para tu belén, no te pierdas los mercadillos navideños de la Plaza Bib-Rambla y la Puerta Real.

Para celebrar la Nochevieja por todo lo alto, nada como acercarse hasta la puerta del Ayuntamiento y esperar a que el reloj dé las 12h. Tras las campanadas y las 12 uvas, el propio consistorio organiza una gran fiesta para celebrar la llegada del año nuevo en la Plaza del Carmen. Por supuesto, antes de las 12h se reparten las bolsas con el típico cotillón, y en la fiesta no faltan la música en vivo, los fuegos artificiales, la luz y el color.

Acabamos con la tradicional cabalgata del 5 de enero. Melchor, Gaspar y Baltasar empiezan su recorrido por Granada a las 17:30h, desde el Centro Cultural Gran Capitán. Los Reyes Magos pasan por los lugares más emblemáticos de la ciudad para acabar en la Plaza del Carmen. Por el camino repartirán regalos a grandes y pequeños antes de visitar sus casas por la noche, dando por finalizada una de las épocas más mágicas del año.

¡Felices Fiestas a todos nuestros amigos y clientes!

¡Que en el 2016 se cumplan todos vuestros deseos!

Gastronomía de invierno en Granada

Visitar Granada es una experiencia única, porque, además de poder disfrutar de la magnífica Alhambra, de las hermosas vistas del Albaicín o de la sierra, Granada posee una gastronomía única, que dota a esta provincia de una identidad propia.

El invierno es en esta tierra muy duro y frío; por este motivo Granada posee infinidad de platos contundentes, concebidos para ayudar a pasar las bajas temperaturas de la temporada invernal. Cada pueblo tiene una historia escrita en su gastronomía, con dos características básicas en sus recetas: tradición y buen hacer.

Uno de los pucheros más reconocidos en esta tierra es la olla de San Antón, un plato bien contundente con unos ingredientes de primera, como son las habas secas, la morcilla, el arroz, oreja, espinazo, careta, magro de jamón y otras partes del cerdo. Un manjar para el paladar y para el cuerpo.

Otra receta típica que disfrutaremos en invierno son las habas verdes a la granadina. Este plato es un guiso de verduras que se acompaña de jamón, materia prima inigualable en nuestras tierras, y de huevos. La lista de pucheros es extensa y cualquier receta estará para chuparse los dedos. El potaje de castañas, el puchero de hinojos o el gazpacho de habas secas son opciones estupendas para degustar la tradición granadina.

Para entrar en calor, son muy típicas las sopas, como la sopa de almendras, la sopa de maimones o la sopa de pimentón. Cualquiera de ellas es un entrante estupendo, pues son todas igual de sabrosas.

Las mejores carnes se utilizan para recetas magníficas y difíciles de olvidar, como puede ser el choto frito con ajos o los guisos de cordero segureño.

Opciones para todos los gustos y experiencias inolvidables son las que viviremos en Granada. Se nos quedará grabado para siempre en nuestros recuerdos y en nuestros paladares.