Pionono: un dulce placer andalusí

El pionono es un pastel de raíces andalusíes típico de la provincia de Granada. Elaborado en Santa Fe y creado para rendir homenaje al papa Pío IX, este es hoy uno de los embajadores de excepción de la gastronomía andaluza. Tiene unas dimensiones muy pequeñas, está hecho con bizcocho, canela y crema, y emborrachado en un jarabe dulce y tostado en la superficie. Unos pastelitos ”divinos” que aportan placeres celestiales.

piononos Granada

El pionono, el pastel que nació para homenajear al Pío IX

Cuenta la historia que el pionono fue creado por Ceferino Isla González, un obrador novel que acababa de abrir su propia pastelería en Santa Fe, para homenajear al papa Pío IX (Pío Nono) tras la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de María. Por este motivo, este dulce tiene una estética que recuerda a la figura del papa: cuerpo cilíndrico, revestido de una canastilla de papel que simula los balandranes que entonces portaban los eclesiásticos sobre la sotana, y superficie de crema tostada superpuesta sobre el cuerpo cilíndrico de bizcocho, que simboliza el solideo o gorro de seda que utilizaban los prelados de la época.

Aunque la historia oficial es esta, parece seguro que el pionono hundió sus raíces en la cultura de Al-Andalus debido a ingredientes como la canela y a que las familias de Santa Fe guardaron celosamente la receta.

Pionono, un dulce celestial con un sabor especial

No cabe duda de que el pionono es más granadino que la propia Alhambra. Y es que visitar Granada y no probar los piononos es como ir y no ver el Patio de los Leones de la Alhambra. Aunque prácticamente todas las cartas de postres de restaurantes los incluyen, te aconsejamos que acudas a pastelerías tradicionales. Buenos ejemplos son la centenaria Casa Isla y La Piononería, especializada es estas pequeñas delicatessen.