Bodas en otoño en Granada: las claves

¿Estás pensando en casarte en Granada? Si este es el caso, entonces deberías plantearte hacer tu boda en otoño. A pesar de que no es lo más habitual, en realidad celebrar un matrimonio después del verano tiene montones de ventajas que quizás te convenzan. Hoy te traemos algunas de las más importantes:

Ventajas de una boda otoñal en el Albaicín

Para empezar, uno de los beneficios obvios de celebrar un enlace en esta época del año es la facilidad para escoger fecha. Como se casa menos gente, todos los establecimientos y servicios necesarios para llevar tu boda a cabo tendrán mayor disponibilidad. También tus invitados estarán menos ocupados en este momento y ¡seguro que no tendrán otro evento en las mismas fechas!

Bodas en otoño en Granada: las claves

Si vas a celebrar tu boda en un sitio caluroso, como esta ciudad, tanto los novios como los invitados estarán más cómodos si las temperaturas son algo más bajas. Las máximas en julio y agosto pueden complicar la elección del vestuario y apoderarse del protagonismo del día. En cambio, en septiembre y octubre las temperaturas medias crearán un ambiente agradable y no supondrá ningún impedimento para pasarlo bien.

La inmensidad de la Alhambra, un gran aliciente

Pero, sin duda, una de las grandes ventajas de casarse en Granada después del verano es el paisaje. Las tonalidades de la vegetación en otoño y la luz especial de esta época del año hacen que la ciudad esté especialmente bella. Pero no solo la ciudad, sino también sus monumentos: la Alhambra se ve preciosa a la luz difusa de octubre, por eso las vistas desde nuestro restaurante son el fondo perfecto para tu enlace.

Por estos motivos, si tu sueño es casarte en Granada, ¿por qué no hacerlo en otoño? Disfruta de todas las ventajas de esta época del año en el día más especial de tu vida.

Llámanos y consulta fechas y menús. Haz click aquí para contactarnos.

Celebraciones de boda en el Albaicín de Granada

Hay sitios que dejan huella y la ciudad de Granada es uno de estos lugares. Su ambiente vivo, el barrio del Albaicín con sus estrechas calles y los tradicionales cármenes, o la monumental Alhambra, hacen de esta ciudad andaluza una de las más admiradas dentro y fuera de nuestras fronteras.

Visitar Granada es siempre un lujo para los sentidos. La vista se queda clavada con la belleza de la Alhambra; el olfato se activa con las ramas de romero que reparten las gitanas del Albaicín; el oído se agudiza con el arte de los cantaores de este barrio granadino tan mítico; el tacto empieza a funcionar cuando la música hace que te arranques con las palmas; y el gusto se activa al saborear los platos más puros y vanguardistas.

En el restaurante Carmen Mirador de Aixa podrás vivir toda una experiencia gastronómica que agudizará todos tus sentidos. En nuestro espacio, podrás disfrutar de una carta inmejorable y unos platos elaborados con productos de primera calidad que son muestra de la cocina más tradicional y a la vez vanguardista de Granada.

boda en Granada

Pero además, las vistas desde el Mirador de Aixa son espectaculares, unas de las más bonitas que se pueden tener de la Alhambra. Sobre todo, el palacio de los reyes granadinos alcanza una belleza panorámica inigualable con las luces de la puesta de sol.

Y es que nuestro restaurante, situado en pleno Albaicín, es el lugar ideal para celebraciones de boda y otros eventos señalados, pues se produce una conjunción perfecta entre un enclave inmejorable y un menú variado y de excelente calidad.

La terraza del restaurante te permitirá celebrar el día más importante de tu vida en un punto de la ciudad con un encanto apreciado por todos y unas vistas de ensueño. Ni tú, ni tu pareja, ni tus invitados podréis olvidar estos momentos.

¿Quieres más información para celebrar tu boda, bautizo o evento con nosotros? Contacta con nosotros sin compromiso aquí o en el teléfono 958 223 616